no comments

Albarracín: pueblo bonito de España

Albarracín en Teruel España

Albarracín es una población que ha sabido conservar su ambiente y arquitectura medieval, que sumado a la geografía donde se ubica en el istmo y la península que forma el río Guadalaviar, constituye un estupendo rincón turístico para conocer durante una escapada de fin de semana.

Este pueblo bonito de España esta localizado en la provincia española de Teruel, en la Comunidad de Aragón.

El casco histórico de Albarracin esta construido sobre las faldas de una montaña, rodeada en casi su totalidad por el río Guadalaviar.

El encanto que nos regala Albarracín está sobre todo en el trazado de sus calles adaptadas a la difícil topografía del terreno, con escalinatas y pasadizos y, el conjunto de su caserío de muros irregulares, de color rojizo con entramado de madera y detalles en los picaportes de hierro que lucen sus puertas, lo convierten es un destino muy lindo para pasar allí un fin de semana.

Además de su original arquitectura popular, este pueblo posee abundantes monumentos, como la Iglesia de Santa Maria, la Catedral del Salvador de Albarracin, el Palacio Episcopal, el Castillo, algunas mansiones señoriales, y una peculiar arquitectura popular donde destacan la Casa de la Julianeta, la casa de la calle Azagra, la plaza de la Comunidad y la pequeña y evocadora Plaza Mayor.

Catedral del Salvador de Albarracín

Construida en el siglo XVI sobre un anterior templo románico o mudéjar, la catedral de El Salvador se añade a larga lista de atractivos de Albarracín.

Heredera del estilo gótico levantino, éste templo alberga un interesante retablo mayor con bellos relieves y un bonito coro.

A través del claustro podrás acceder al Palacio Episcopal, que en la actualidad alberga el Museo Diocesano que conserva una importante colección de tapices y orfebrería.

Además de disfrutar de agradables paseos por el casco medieval de Albarracin, los paisajes que rodean a este pueblo español con encanto, como por el ejemplo el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, lo convierten es un lugar especial para vivir la vida al aire libre.