no comments

Lençóis Maranhenses: el desierto blanco de Brasil

Lençóis Maranhenses desierto blanco de Brasil

Viajando al Estado de Maranhão, en el nordeste de Brasil, se puede conocer una de sus joyas naturales que son únicas en la región. Se trata de los Lençóis Maranhenses, un verdadero desierto de dunas blancas como el azúcar.

Este increíble atractivo turístico que puedes conocer en un viaje a Brasil, es hoy día un parque que fue creado en 1981 para proteger las 155 mil hectáreas que ocupa este ecosistema tan particular, donde hay dunas de hasta 40 metros de altura, entrecortadas por lagunas de aguas dulces y transparentes que se forman durante el periodo de lluvias que se producen desde diciembre a julio. Por eso, es la mejor época para visitar este sorprendente atractivo turístico natural, ya que las lagunas están mas llenas y no hace tanto calor.

Sobre los Lençóis Maranhenses

Los Lençóis ocupan unos 70 Km. de la costa y avanzan unos 50 Km. continente adentro. Entre sus principales atractivos están la Laguna Azul y Laguna Bonita de aguas azules y verdes que contrastan con el color blanco de las dunas formando un paisaje de gran belleza, digna de admirar.

Un lugar para visitar y desde donde podremos tener una espectacular vista de 360º de toda la región, es el faro de Mandacaru en la villa homónima, sobre las márgenes de el río Preguiças. El faro inaugurado en 1.940 tiene unos 140 escalones, que equivalen a 14 pisos de un edificio.

En los laterales del Parque Lençóis Maranhenses también existen grandes manglares con un rico ecosistema, en el interior dos oasis llamados Queimada dos Britos y el Baixa Grande. En las playas además de toda su belleza natural podemos encontrar una gran variedad de cangrejos y tortugas marinas que completan este hermoso espectáculo natural, además de aves migratorias que paran en las lagunas para descansar.

Como conocer las dunas blancas de Brasil

Lençóis Maranhenses en Brasil

La aventura de esta visita comienza en la pequeña ciudad de Barreirinhas, donde se encuentra la oferta hotelera, restaurantes y negocios de artesanías, y desde donde salen los paseos en barco por el Río Preguiças que atraviesa los Lençóis Maranhenses. En esa población hay barqueros que alquilan sus embarcaciones y a la vez sirven de guías turísticos.

Una alternativa interesante es utilizar los barcos de línea regular, que hacen varias paradas durante el recorrido, de esta forma es posible entrar en contacto con el modo de vida de la población ribereña, y de esa manera enriquecernos culturalmente de nuestro viaje.

Otra forma de conocer los Lençóis Maranhenses es a través de vuelos que se realizan sobre la región, siguiendo el recorrido del río Preguiças, obteniendo una visión más amplia de este increíble paisaje de dunas blancas y coloridas lagunas.

En la zona también se realizan paseos a pie, o en caso de distancias más largas, se realizan en vehículos 4×4 y para compensar el calor nada mejor que un baño refrescante en las lagunas cristalinas y en las playas desiertas.

Una imperdible joya de la naturaleza

Sin dudas, que los Lençóis Maranhenses son un destino único de gran belleza natural, y donde es aconsejable que realicemos nuestro recorrido siempre acompañados por un guía, para evitar problemas de localización puesto que la región es bastante extensa y así tener una experiencia inolvidable de las vacaciones en Brasil.